Artículo añadido al carrito
Habla con Admisiones, Llama +1 (513) 776-0960
Blog del IIN
Bienestar laboral
Ocho maneras ...
Publicado: 8 de junio de 2024

Ocho maneras de evitar el agotamiento en el trabajo

Comparte este artículo:

En el mundo acelerado y estresante en el que vivimos hoy en día, tener un equilibrio entre trabajo y vida privada a menudo se considera un lujo, no una garantía. Se espera que muchos empleados estén siempre "activos", ya sea sentados en su mesa y trabajando durante la comida o comprobando y respondiendo correos electrónicos en casa.

Sin embargo, cuando estás muy comprometido y en constante movimiento, es normal que llegues a un punto de ruptura. Tu cuerpo y tu cerebro no tienen tiempo para recargarse, no pasas tiempo disfrutando de las cosas que te gustan, y tu ciclo del sueño se interrumpe. Todas estas cosas (¡y más!) pueden acabar provocando el agotamiento.

¿Qué es el burnout?

El burnout es una forma de estrés crónico. Estás agotado física, mental y emocionalmente, y por mucho que lo intentes, parece que no puedes salir del bajón en el que te encuentras.

Los signos de agotamiento incluyen

  • Sentirse agotado
  • Depresión
  • Falta de concentración
  • Irritabilidad
  • Rendimiento reducido
  • Dolores de cabeza, dolores de estómago y problemas intestinales

Según la Harvard Business Reviewuno de cada cinco empleados corre el riesgo de padecer estrés crónico. Sólo en Estados Unidos , el agotamiento cuesta entre 125.000 y 190.000 millones de dólares. entre 125.000 y 190.000 millones de dólares al año en gastos de cuidado de la salud . Estamos sobrecargados de trabajo y agotados debido a nuestros empleos, lo que repercute negativamente en nuestra salud mental, física y salud emocional.

Ocho maneras de evitar el agotamiento en el trabajo

Aquí tienes ocho formas de evitar quemarte en el trabajo y mejorar tu claridad mental y tu salud:

1. Establece límites.

Ésta es una de las formas más importantes de evitar el estrés crónico en el lugar de trabajoy es importante hacerlo desde el principio. Aprende a decir no si tienes demasiadas cosas entre manos, sobre todo si quieres mantener la ilusión y el compromiso en el trabajo. Aunque pueda resultar atractivo parecer un superdotado, decir que sí a todo acabará por agotarte. Sé sincera contigo misma sobre cuánto puedes soportar y antepone siempre tu salud.

2. Prioriza el sueño.

La mayoría de nosotros ya sabemos que dormir entre 7 y 8 horas cada noche es bueno para nuestra salud. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros lo conseguimos realmente cada noche? Por desgracia, el aumento de la ansiedad y el estrés del trabajo a menudo provocan insomnio o privación de sueño, lo que puede afectar al peso, las hormonas, la concentración y el juicio.

Descansar adecuadamente es importante tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. Aunque seas un ave nocturna o te cueste conciliar el sueño, intenta acostarte una hora antes cada noche. Empezarás a relajarte y desconectar, lo que enviará una señal a tu cerebro de que es hora de dormir.

3. Persigue tus pasiones.

Muchos de nosotros no disfrutamos realmente de nuestro trabajo ni nos sentimos realizados con él. Aunque puede resultar difícil o dar miedo cambiar de profesión, buscar un trabajo que te apasione mejorará tu estado de ánimo y te ayudará a sentirte más realizado. Encuentra lo que te hace feliz y luego toma medidas proactivas que te ayuden a conseguirlo, ya sea reenviando tu currículum a tus amigos o creando una red de contactos y conectando en LinkedIn. También puedes dedicarte a tus pasiones fuera del trabajo - Tener espacio en tu vida para las cosas que te gustan puede aumentar tu tolerancia hacia un trabajo que no disfrutas tanto.

4. Desactiva las notificaciones.

Mirar fijamente una pantalla durante la mayor parte del día es un requisito de muchos trabajos. Cuando salimos de la oficina, seguimos mirando pantallas porque nos desplazamos por Instagram, consultamos correo electrónico o vemos la televisión. No debería sorprendernos que también afecte a nuestra forma de dormir. Demasiado tiempo de pantalla está reduciendo la cantidad de melatonina natural que crea nuestro cuerpo, lo que nos dificulta conciliar el sueño por la noche.

Perpetúa un círculo vicioso: estamos demasiado cansados y queremos descansar bien por la noche, pero no podemos porque nuestro cerebro nunca "desconecta" realmente. Para ayudar a detener este ciclo intenta silenciar todas las notificaciones al menos una hora antes de acostarte y relájate charlando con un amigo, dándote un baño o leyendo un libro. La clave está en encontrar cosas que te gusten y que no requieran un dispositivo.

5. Haz ejercicio.

Ya sea por las endorfinas que se liberan durante y después de una buena sudada o por el simple conocimiento de que aumenta la energía y favorece la salud, intenta añadir un entrenamiento breve a tu rutina diaria. El ejercicio reduce el estrés, eleva tu estado de ánimo y aumenta la productividad. ¿Alguna vez has tenido un día realmente malo, pero te has sentido mejor al instante después de un entrenamiento energizante? actividad física es una forma eficaz de liberar tensiones, así que empieza o termina el día con buen pie incorporando al menos 30 minutos de ejercicio.

6. Medita.

Encuentra tu Zen y hazlo tan a menudo como puedas, aunque sólo sean diez minutos al día. El estrés crónico puede hacer que nos resulte imposible centrarnos en nuestra respiración y relajarnos, pero la meditación nos ayuda a combatirlo. Se ha demostrado que la meditación consciente mejorar el bienestar la sensación de angustia y la tensión laboral. Meditar por la mañana es una forma estupenda de empezar el día, pero también puedes intentar meditar para calmar tu mente antes de acostarte. Se trata de crear un espacio seguro para que liberes cualquier negatividad o ansiedad que se haya ido acumulando. Para ayudarte a empezar, también puedes descargarte una aplicación de meditación.

7. Tómate un día de salud mental .

Nada nos hace sentirnos con las pilas cargadas y preparados para afrontar nuevos objetivos como unos cuantos días libres en el trabajo. Aunque tengas la sensación de que siempre hay un millón de cosas por hacer, alejarte del ordenador o del escritorio es algo que todos necesitamos hacer de vez en cuando. Tómate un respiro para hacer lo que te gusta, ya sea ir de excursión unos días, tumbarte en la playa o visitar lugares nuevos. Conseguirás ese descanso tan necesario que te mereces y volverás al trabajo sintiéndote restablecido y más optimista.

8. Haz planes con la familia, amigos o seres queridos.

Como seres humanos, anhelamos la conexión. Sin embargo, a veces es lo primero a lo que renunciamos cuando nuestras agendas empiezan a estar ocupadas. Haz de tu vida social una prioridad y planifícala con antelación para asegurarte de que pasas suficiente tiempo con las personas que quieres. Queda con un amigo para cafétoma una copa después del trabajo o haz planes divertidos para el fin de semana. Rodearte de amigosfamilia y seres queridos es una forma estupenda de hablar, reír, desahogarte y, lo que es más importante, ¡de despejar la mente del trabajo!

Lo esencial

Aunque el agotamiento en el trabajo ha ido en aumento en los últimos años, hay varias cosas que tanto tú como tu empresa podéis hacer para evitarlo. Un cambio positivo que muchas organizaciones ya han puesto en práctica es añadir programas de bienestar, como asesoramiento nutricional y programas de ejercicio de bajo coste, como prestaciones para los empleados. Otros pequeños cambios son los entornos de colaboración en equipo, el refuerzo positivo y los horarios de trabajo flexibles.

Aun así, siempre es valioso empoderarse, sobre todo cuando está en juego tu salud. autocuidado es algo que todos deberíamos priorizar, aunque sea algo tan sencillo como rodearte de relaciones positivos.

des-620-blog-inline-cta-b-Aug-30-2023-08-58-57-7866-PM

El programa original coaching de salud

Obtén más información sobre el riguroso plan de estudios del IIN, que integra a más de 90 de los principales expertos mundiales en salud y bienestar, mezclando lo científico y lo espiritual para crear una educación inmersiva, salud holística .

Guía del Programa de Formación de Entrenadores Sanitarios