Artículo añadido al carrito
Habla con Admisiones, Llama +1 (513) 776-0960
Blog del IIN
salud física
¿Puede el yoga ...
Publicado: 8 de junio de 2024

¿Puede el yoga ayudarte a perder peso?

Comparte este artículo:

Hay muchos factores que intervienen en la pérdida de peso, y con la gran cantidad de planes dietéticos y de fitness que hay en Internet, es difícil saber por dónde empezar. En pocas palabras, la pérdida de peso se produce cuando tu cuerpo experimenta un déficit calórico, lo que empuja al organismo a utilizar la grasa almacenada como energía. Sin embargo, perder peso no siempre es tan claro y sencillo. Cada uno de nuestros cuerpos es diferente, y cada uno retiene el peso de forma distinta, según el tipo de cuerpo, el nivel de movimiento, las elecciones alimentarias y la edad.

Como actividad física, el yoga es una opción de movimiento saludable que puede desafiar a cualquier tipo de cuerpo, impulsando el metabolismo y mejorando el tono en todas las zonas del cuerpo. Un flujo de yoga de ritmo rápido puede aumentar tu frecuencia cardiaca y ayudarte a quemar más calorías, lo que lo convierte en una gran adición a tu rutina de ejercicios. Se sabe que tiene un efecto terapéutico en el cuerpo, ya que incorpora una variedad de posturas que desafían tu flexibilidad, fuerza y resistencia. También puede calmar la ansiedad, lo que te afianzará en lo que te encuentres durante el día.

Cada estilo de yoga presta atención a distintas zonas del cuerpo, ya sea un flujo vinyasa que se centra en sincronizar el movimiento con la respiración, o el yoga caliente que mejora la flexibilidad y la circulación sanguínea.

Cómo ayuda el yoga a perder peso

Aparte de seguir una dieta equilibrada y nutritiva, el movimiento regular puede ayudarte a Salud física y a controlar tu peso. Mientras que una clase de cardio o de ciclismo puede ayudarte a perder kilos, el yoga es un gran actividad física que puede potenciar tus esfuerzos por perder peso tonificando los músculos y reponiendo el peso de tu cuerpo.

El yoga se compone de una serie de asanas, o posturas, que estiran y tonifican los músculos del cuerpo. Una secuencia básica que constituye el núcleo del vinyasa yoga se denomina saludo al sol. Incluye posturas como el perro boca abajo, que abre desde los isquiotibiales hasta los hombros, y el chaturanga, que tonifica los músculos centrales y te ayuda a fortalecer la espalda y los brazos. Cada uno de estos movimientos está conectado por la respiración, lo que facilita una conexión mente-cuerpo que hace que seas más consciente de tu cuerpo y de cómo se siente en el espacio.

Debido a esta mayor conciencia, un flujo de yoga puede ayudarte a ganar fuerza en los pequeños músculos del cuerpo, ¡mejorando tu equilibrio incluso cuando no estás en la esterilla de yoga! Imagina que te coordinas al caminar y que eres capaz de agarrarte si tropiezas o resbalas.

Un flujo típico también incluirá una variación de posturas con peso, como la plancha, la postura de la silla, la cobra y el guerrero I, II y III, mejorando el equilibrio y la fuerza muscular, y aumentando la densidad ósea. Esto puede ayudar a prevenir cualquier lesión que pueda producirse con otras formas de ejercicio, como el entrenamiento con pesas o la carrera, o incluso durante tu rutina diaria.

Si buscas una práctica de yoga que desafíe a tu cuerpo y queme el exceso de calorías, un vinyasa, el yoga caliente Bikram o el power flow son opciones estupendas:

  • Vinyasa yoga - una secuencia de movimientos de ritmo rápido que se basa en cada postura precedente, elevando tu ritmo cardíaco y aumentando la flexibilidad y el tono muscular
  • Bikram: un conjunto de 26 posturas realizadas en una sala a 100°F. Suena intenso, pero los beneficios pueden incluir un aumento del flujo sanguíneo y un corazón más sano. El calor puede aumentar la amplitud de movimiento en tu práctica y lubricar las articulaciones, fortaleciendo la densidad ósea.
  • Yoga de fuerza: centrado en el desarrollo de la fuerza, el yoga de fuerza te reta a moverte a velocidades intencionadas en cada secuencia y te anima a mantener ciertas posturas durante más tiempo. Es una forma estupenda de desarrollar masa muscular magra, que puede aumentar tu metabolismo.

¿Con qué frecuencia debes hacer yoga?

A medida que te familiarices con tu práctica y adquieras confianza en ella, empezarás a ver los beneficios del yoga en tu salud y en tus esfuerzos por perder peso. No existe una cantidad específica y recomendada de veces que se debe hacer yoga a la semana, pero una buena forma de empezar a cosechar sus beneficios es añadirlo a una rotación mezclada con otros entrenamientos de tu semana. Esto podría significar hacer una sesión de yoga 2 ó 3 veces por semana al principio. Incluso puedes descubrir que una sesión rápida de yoga es una buena forma de refrescarte y estirarte después de una vigorosa sesión de pesas o de un paseo en bici al aire libre.

El yoga puede ayudarte a encontrar la conexión entre la mente, el cuerpo y el espíritu, lo que lo convierte en una práctica personal y transformadora. Puede llevar tiempo sentirse cómodo con la secuencia de movimientos, así que ten paciencia contigo mismo. Al igual que al empezar cualquier otro régimen de ejercicio, los resultados no se producirán de la noche a la mañana, y puede que no veas inmediatamente los beneficios de tonificación y pérdida de peso de tu práctica.

Los beneficios del yoga suelen requerir una inversión a largo plazo, pero el yoga puede proporcionar beneficios inmediatos al enraizar tus pensamientos y proporcionar estabilidad en el momento. Es probable que te sientas cómodo al volver a tu esterilla y moverte a través de una secuencia familiar de movimientos con mayor flexibilidad y fuerza.

Los beneficios del yoga trascienden hacia todas las áreas de tu salud.

Tu físico y salud mental están entrelazados, así que cuando un área se siente fuera de foco, la otra también puede sufrir. Una práctica regular de yoga es una oportunidad para reducir el estrés y encontrar la fuerza desde dentro. Un buen instructor de yoga puede ayudarte a aprender a respirar dentro de cualquier incertidumbre o estrés que pueda nublar tus pensamientos.

Una práctica de yoga abarca los aspectos físicos, mentales y espirituales de tu ser, y lo mismo ocurre con un enfoque holístico de la gestión de tu salud. Cuando tienes en cuenta todas las áreas de tu vida que pueden repercutir en tu salud, como tu relaciones, tu práctica espiritual, carrera profesional y tu entorno, empiezas a comprender que llegar a ser tu yo más sano y feliz sólo es posible cuando cuidas todas estas áreas juntas, junto con la comida que pones en tu plato.

Cuando alimentes estas áreas de tu vida -lo que en el IIN nos gusta llamar Alimentación Primaria - tendrás más energía, perderás peso con más facilidad y te sentirás mejor física y mentalmente.

¿Te interesa saber más sobre salud holística? Prueba nuestro clase de prueba hoy mismo para obtener más conocimientos sobre la nutrición y los cambios en el estilo de vida que pueden mejorar tu bienestar general.

des-620-blog-inline-cta-b-Aug-30-2023-08-58-57-7866-PM

El programa original coaching de salud

Obtén más información sobre el riguroso plan de estudios del IIN, que integra a más de 90 de los principales expertos mundiales en salud y bienestar, mezclando lo científico y lo espiritual para crear una educación inmersiva, salud holística .

Guía del Programa de Formación de Entrenadores Sanitarios