Artículo añadido al carrito
Habla con Admisiones, Llama +1 (513) 776-0960
Blog del IIN
Salud
Aceite de aguacate ...
Publicado: 8 de junio de 2024

Aceite de Aguacate vs Aceite de Coco: ¿Cuál es el adecuado para ti?

Comparte este artículo:

El aceite de coco es desde hace tiempo la superestrella de superalimento , pero últimamente se habla mucho del aceite de aguacate. Esto podría deberse a la popularidad de los aguacates, que están tan arraigados en la psique culinaria que hay una lesión que lleva su nombre. lesión que lleva su nombre. Dado que la gente se centra en su salud, el atractivo del aguacate, saludable para el corazón, podría hacer que la gente buscara alternativas al aceite de oliva y la mantequilla. ¿Se trata de una moda o el aceite de aguacate ha llegado para quedarse?

Aceite de coco

El aceite de coco se utiliza desde hace mucho tiempo en Asia, América del Sur y África, y también se utilizaba comúnmente en los alimentos procesados estadounidenses durante el siglo XX.siglo siglo XX con el nombre de "palmitina" o "ácido palmítico". La palmitina es el tipo más común de grasa saturada, y se encuentra tanto en plantas como en productos animales.

El aceite de coco se extrae de la carne y la leche de los cocos. El aceite de coco "refinado" se blanquea y desodoriza a continuación, para garantizar un sabor neutro. El aceite de coco "virgen" sólo recibe esa denominación cuando no se han utilizado disolventes adicionales durante el proceso de extracción. El aceite de coco refinado también puede contener aditivos para prolongar su caducidad, aunque ya tiene una caducidad de unos dos años. El aceite de coco también es semisólido cuando se enfría completamente, pero se convierte en líquido cuando se le aplica aunque sea un poco de calor.

La controversia en torno al aceite de coco tiene que ver con su contenido graso, es decir, el aceite de coco está compuesto casi en su totalidad por ácidos grasos saturados. Las grasas saturadas tienen mala fama en el mundo de la salud y el bienestar, pues muchas investigaciones demuestran que las grasas saturadas pueden aumentar el riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Desde el punto de vista nutricional, una ración de aceite de coco (una cucharada sopera), contiene unas 117 calorías y casi 12 gramos de grasa, 11 de los cuales son grasas saturadas. Sin embargo, la estructura de la grasa del aceite de coco es distinta de la de las grasas saturadas de los productos animales. Las grasas saturadas del aceite de coco están formadas por triglicéridos de cadena mediao TCM, que son más fáciles de quemar por el organismo que los triglicéridos de cadena larga de las grasas animales.

No todos los expertos están de acuerdo en que el aceite de coco no sea saludable. Algunos estudios demuestran que, al aumentar el colesterol "bueno", el aceite de coco puede potenciar la salud del corazón en comparación con muchas otras grasas. Un estudio demostró que los sujetos con enfermedad arterial coronaria que siguieron un plan de comidas que incluía aceite de coco aumentaron los niveles de colesterol bueno.

El aceite de coco es un ingrediente popular en la cocina. Se utiliza habitualmente entre las personas que evitan los productos animales, ya que es una gran alternativa a la mantequilla. También tiene un punto de humo más alto que otros aceites de cocina comunes, como el aceite de oliva, lo que le permite soportar altas temperaturas. El aceite alcanza su punto de humo cuando empieza a humear y a descomponerse a nivel molecular. Una vez que los aceites superan su punto de humo, los radicales libres pueden liberarse en el organismo y causar daños celulares.

Aceite de aguacate

El aceite de aguacate es relativamente más nuevo que muchos otros aceites de cocina, aunque su popularidad está aumentando. Se elabora de la misma forma que el aceite de coco: prensando los frutos en frío para extraer el aceite. El aceite de aguacate sin refinar es mucho más común que el refinado en cuanto a disponibilidad, aunque encontrarás ambos tipos en las estanterías de los supermercados. El aceite de aguacate sin refinar conserva su tono verdoso y su llamativo sabor afrutado a aguacate, mientras que el aceite refinado se ha blanqueado ligeramente, con lo que adquiere un color amarillo más pálido. Su vida útil es de unos 9-12 meses, y el aceite de aguacate es líquido a temperatura ambiente, como el aceite de oliva y el de canola.

A diferencia del aceite de coco, el aceite de aguacate tiene un alto contenido en grasas monoinsaturadas como el ácido oleico. También contiene vitamina E, y ayuda a tu cuerpo a absorber otras vitaminas liposolubles como las vitaminas A, D y K. El aceite de aguacate también contiene luteína, un antioxidante conocido como carotenoidey puede proteger contra la enfermedad macular, que puede provocar problemas de visión más adelante. Desde el punto de vista nutricional una cucharada de aceite de aguacate tiene un contenido ligeramente superior al del aceite de coco, unas 124 calorías y 14 gramos de grasa, de los cuales menos de 2 gramos proceden de grasas saturadas.

Aunque es menos popular que otros aceites de cocina, el aceite de aguacate ha aumentado su popularidad en los últimos años, probablemente debido a la creciente popularidad de los aguacates en general. El punto de humo extremadamente alto del aceite de aguacate (alrededor de 520 grados Fahrenheit) también lo hace popular para técnicas de cocción a fuego extremadamente alto, como saltear e incluso freír.

Lo esencial

Por el lado del aceite de coco, está el buena tipo de grasa saturada, es decir, la que favorece tu salud intestinal promoviendo el crecimiento de bacterias buenas y aumenta el colesterol HDL "bueno". Por otra parte, el aceite de aguacate contiene principalmente grasas monosaturadas que ayudan al organismo a absorber las vitaminas con mayor eficacia.

Ambos aceites tienen perfiles nutricionales impresionantes, y cuál de ellos prefiera tu cuerpo -si es que tiene alguna preferencia- dependerá de tu constitución corporal única. El principio de bioindividualidad subraya que lo que es mejor para uno no es necesariamente lo mejor para otro, y que cada uno debe aprender y respetar sus propias necesidades, incluyendo qué alimentos y prácticas de estilo de vida funcionan mejor para él.

También es importante recordar que esas necesidades pueden cambiar con el tiempo. Lo importante es escuchar y respetar los mensajes que te envía tu cuerpo.

des-620-blog-inline-cta-b-Aug-30-2023-08-58-57-7866-PM
8 de junio de 2024

Tu guía de aceites de cocina

El programa original coaching de salud

Obtén más información sobre el riguroso plan de estudios del IIN, que integra a más de 90 de los principales expertos mundiales en salud y bienestar, mezclando lo científico y lo espiritual para crear una educación inmersiva, salud holística .

Guía del Programa de Formación de Entrenadores Sanitarios